Continental vuelve a coronarse como Campeón de Cataluña de Clásicas de asfalto venciendo en las 4H de Resistencia de Calafat. Un año más, y este es el segundo consecutivo, el Equipo EGT Valemoto La Bruixa d’Or con Albert Escoda (Conti Tester) y Antoni Guinovart, vuelve a ganar con los ContiRaceAttack Comp.

Este Campeonato que constaba de tres carreras de 3H de resistencia, rizó el rizo, y para concluir la temporada 2017, se reinventó una carrera de final de campeonato de 4 horas. Ante este reto no se sabía con certeza el rendimiento al final de carrera de los neumáticos, ya que en carreras de 3 horas el trasero quedaba cerca del límite, y una hora más abría cierta incertidumbre en la gestión siempre delicada de final de carrera.

Es cierto que las condiciones climatológicas y la temperatura del asfalto juegan un papel importantísimo en la durabilidad de los neumáticos, siempre y cuando la puesta a punto de la moto sea correcta. La carrera se disputó el 4 de Noviembre, por tanto, se preveían temperaturas medias, incluso se esperaba viento y lluvia. La matinal del sábado de carrera amaneció muy nublada con una humedad elevada y el riesgo de lluvia amenazaba seriamente la jornada. Por suerte, pudo salir el sol a intervalos, manteniendo una temperatura suave con elevada humedad. En estas condiciones esperábamos llegar hasta el final de carrera con la esperanza de no agotar el neumático trasero.

Desde el primer instante de carrera, el ritmo fue muy elevado ya que tres equipos se disputaban la victoria a muy poca distancia hasta bien entrada la cuarta hora; en estas circunstancias, ni los pilotos, la mecánica y los neumáticos no tenían posibilidad de relajarse, ya que no se podía perder un segundo y obligaba a no perder la concentración y bajar el ritmo en ningún caso. Tuvimos muchos contratiempos durante el transcurso de la prueba. Una penalización al final del primer relevo más que polémica por adelantar con bandera amarilla, un pequeño incendio durante la maniobra de relevo/rellenado, y dos drive through, que situaron a nuestro equipo a una vuelta de cabeza. Esto nos obligó a imprimir un rimo frenético consiguiendo incluso la vuelta rápida de carrera y poder neutralizar a los rivales a finales del cuarto relevo. La hora final fue un poco más sosegada, pero no se podía bajar la guardia, ya que un colector se abrió y perdíamos potencia.

Al final fue todo una fiesta y una gran satisfacción ganar la prueba, y sobre todo repetir corona. Analizando el elevado ritmo que habíamos impuesto a toda la mecánica y en consecuencia a los neumáticos, fue una gran sorpresa el todavía buen estado y rendimiento de estos. Quedaron en un estado increíble, sin fisuras, limpios, y os aseguro que todavía se podían realizar algunas vueltas más sin bajar el ritmo. El delantero tenía mucho mejor aspecto que el trasero, ya que sufrió menos acometidas que lógicamente está expuesto constantemente a la tracción. En consecuencia, el delantero todavía hubiese aguantado una hora más.

La configuración que usamos fue de ContiRaceAttack Comp. medio en el delantero y ContiRaceAttack Comp. Endurance para el trasero, combinación perfecta para la prueba.

Conti Tester Fotos: Agustí Nubiola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *