Mantener la distancia de seguridad entre vehículos, y en nuestro caso entre motocicletas, es de vital importancia durante la conducción, ya que en numerosas ocasiones ni se respeta ni se conoce. Por lo tanto, ¿sabéis cual es la correcta distancia de seguridad? Pocos de vosotros lo sabéis con certeza, no hay más que ver cómo se conduce en el tráfico urbano y en carretera. Si realmente fueseis conscientes de la importancia de llevar una correcta distancia de seguridad, los accidentes se reducirían considerablemente. Las causas de no respetarla son mayoritariamente por desconocimiento de sus consecuencias y la seguridad equivocada de llevar un vehículo más ligero que un coche. Es evidente que una moto es más liviana que un coche y necesita menos metros para pararla, pero también es más inestable. También es frecuente el error de seguir de cerca a otra moto cuando se circula por carretera. En ese caso, además de no tener margen de reacción, y a causa de perder la visión de lo que sucede por delante, seréis víctimas del error del que os precede, ya que si el de delante se equivoca en la trazada, lo más probable es que le sigáis involuntariamente. Este error tan habitual es influencia directa de las carreras, es un ejemplo claro que no hay que imitar en la carretera. Las carreras se hacen en circuitos cerrados y los pilotos son conscientes de que van muy pegados, cualquier pequeña equivocación resulta fatal.

Antes de valorar cualquier medida de distancia hay que plantearse un hecho muy importante que os dará la clave, el tiempo de reacción para la frenada, y cómo realizarla en una frenada de emergencia. El tiempo de reacción es el que transcurre desde el momento que el conductor que os precede acciona el freno hasta que lo accionáis vosotros mismos. Hay que saber que a 100 km/h se recorren unos 28 m cada segundo y a 120 km/h 33 m. Un conductor bien entrenado y consciente y alerta de que el conductor anterior pueda frenar bruscamente o maniobrar evasivamente será capaz de reaccionar dentro de ese segundo. Por el contrario, el conductor que no esté entrenado y que además vaya distraído o poco concentrado, tardará alrededor de unos tres segundos en accionar el freno (a 120km/h – 99 m). Si además no se frena con contundencia, es decir, aplicar la técnica de frenada de emergencia, el accidente será inevitable. Una frenada de emergencia, si se posee de ABS, se realiza con el embrague y los dos frenos presionados a la máxima fuerza y potencia. Si no se posee de ABS, habrá que aliviar la maneta del delantero cuando se note que empiece el bloqueo.

Por tanto, suponiendo que vayamos a 120 km/h, habrá dejar como mínimo 3 segundos de distancia entre los vehículos para que se pueda reaccionar con garantías de salvar el obstáculo, sea un conductor entrenado o no, ya que el exceso de confianza puede traicionar al más preparado. ¿Cómo contar estos segundos? Tenéis que coger una referencia visual en la carretera o en la autopista, cuando el vehículo que os precede, sea moto o coche, pase por esa referencia, en ese instante tenéis que contar 3 segundos hasta que paséis vosotros por la misma referencia. Esa será la distancia de seguridad que tendréis que llevar a esa velocidad. Si aumentáis la velocidad, tendréis que aumentar los segundos y si disminuye, disminuirlos hasta unos dos segundos. En estas condiciones seréis capaces de sobrevivir a un accidente si se cumplen estas condiciones.

Otro factor que hay que tener en cuenta, es la distancia de frenada de una moto. Esta es la que se recorre desde el momento en que se empieza a frenar hasta que se para del todo. Esta distancia es variable, ya que dependerá del tipo de moto y del neumático que se use. Es de vital importancia el buen estado de los neumáticos y de las presiones correctas en todo momento, ya que si no es así, y aunque frenemos correctamente dentro de los parámetros explicados, la distancia de frenada se alargará considerablemente e irremediablemente no podréis evitar el siniestro. También es importante saber escoger el mejor neumático para vuestra moto, por ejemplo, en el caso de Continental, que ha ganado con el ContiRoadAttack3 el test comparativo prestigioso de la revista Motorrad, el neumático tendrá mejores prestaciones en cualquiera de los casos.

También intervienen variables como la temperatura del neumático y la del asfalto, por tanto cuando los neumáticos estén fríos o circulemos en invierno, tendréis que estar más atentos de lo habitual. Un neumático en mal estado en condiciones de seco, aumenta la distancia de frenada en un porcentaje muy elevado, y si el piso está mojado, mejor ni comentarlo, porque la caída será inevitable. Por tanto, si las condiciones cambian y el piso está mojado habrá que aumentar en cualquier caso la distancia de seguridad. Un dato interesante, si por ejemplo circuláis a 120 km/h la distancia de frenada estará entre los 40 m, a los que habrá que sumar en el mejor de los casos, los 33 m de distancia de reacción; total, 73 m hasta que se pare.

Ya tenéis herramientas de valoración para que podáis poner en práctica una buena distancia de seguridad. Recomiendo que vayáis a una pista especializada para que podáis realizar frenadas de emergencia en seco y en mojado, además de la experiencia, eso sí que os dará una idea real de lo que estamos hablando.

En el próximo post hablaremos de los distintos sistemas de transmisión secundaria, sus inconveniente y ventajas.

Conti Tester

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *