El uso del Nitrógeno como elemento de hinchado de los neumáticos es un tema que plantea algunas dudas e interrogantes a los usuarios, por eso intentaremos poner un poco de luz a la cuestión y valorar si realmente vale la pena o no usarlo como elemento permanente o alternativo.

De entrada tenemos qué explicar que la idea de usar Nitrógeno (N2) en el hinchado viene por que es un gas estable y sufre una menor alteración con el calor, no es inflamable ni explosivo. A priori hay que saber que en el aire que respiramos, y por lo tanto el que usamos al hinchar los neumáticos, existe una concentración de Nitrógeno (N2) del 78’08%, 20,94% de Oxígeno (O2) y el resto entre Dióxido de Carbono (CO2) y gases inertes como el Argón (Ar) y el Neón (Ne). Por tanto los gases que alterarán la presión en función de los cambios de temperatura serán, auque sea en menor proporción, el resto.

Sabemos que una rueda hinchada en frío con aire altera la presión al recibir más temperatura, por tanto, hay que regularla y estar al tanto de estas variables constantemente. Esto sucede en menor medida con el N2 , al poner al neumático la presión justa que el fabricante indica, esta permanece más estable ante el aumento de temperatura del neumático. Existen otras ventajas si se usa exclusivamente N2 en el hinchado. Cuando un neumático hinchado con aire se deja durante algún largo tiempo en reposo tiende a deshincharse. Esto no sucede con el N2 ya que las moléculas del Nitrógeno son mayores que las del aire y por lo tanto la filtración es menor, o más lenta que con otros gases como es el aire.

No todo son ventajas en el uso del N2. Conseguir N2 para poner presión al neumático no es problema, pero el coste del gas sí que lo es. A pequeña escala es insignificante, pero si todos los usuarios lo utilizasen habitualmente tendría un coste muy alto por usuario, cosa que el aire no tiene, ya que podemos hacerlo e cualquier sitio sin que tengamos que abonar nada de dinero. A consecuencia de ello, no existen muchos lugares que dispongan de N2 para hinchar el neumático, y si tenemos algún problema durante la marcha, habrá que rellenar con aire normal, perdiendo las propiedades que antes hemos mencionado.

Los que usan habitualmente el N2 como gas de hinchado de los neumáticos son equipos de carreras, equipos de desarrollo de motocicletas a las que se les aplican miles de kilómetros al máximo rendimiento, motos de altas prestaciones, o usuarios que usen su moto en latitudes donde los cambios bruscos de temperatura sean habituales. Si como usuario corriente deseas sustituir el aire habitual por el Nitrógeno lo puedes hacer sin problemas, siempre que tengas en cuenta las desventajas que antes hemos citado. De todas formas, si en alguna ocasión, debido a un pinchazo, una válvula defectuosa o una substitución de emergencia, hay que mezclar el N2 con el aire, no existe ninguna incompatibilidad, salvo perder las propiedades y ventajas. Muchos de los talleres especializados en neumáticos disponen de carga de N2 , por tanto, no hay problema para que lo probéis en alguna ocasión y juzguéis vosotros mismos los resultados. Os pondrán un tapón verde en la válvula con el símbolo que indica N2 y probablemente os apliquen algún coste.

El uso de N2 no significa que nos olvidemos para siempre del control de las presiones, hay que estar atentos de igual manera ya que los problemas de pérdida de presión pueden venir de otras fuentes como poros o válvulas en mal estado. Recordad que un neumático deshinchado parcialmente provoca estrés, inseguridad, aumento de la temperatura, y desgaste prematuro.

Como dato extra quiero deciros que durante todas las competiciones en que he participado, que han sido y son bastantes, nunca he utilizado N2 , me he limitado a poner la presión aconsejada con aire y controlarla como en algún post anterior os he explicado. También es cierto que algunos equipos punteros y en competiciones del más alto nivel, si usan el Nitrógeno.

Ahora ya podéis elegir cómo hinchar adecuadamente vuestros neumáticos Continental y ponerlos a prueba, pero sobre todo y como siempre, os recomendamos extremar la vigilancia, mantener la concentración constantemente y conducir con prudencia. Volver a casa después de las vacaciones con la satisfacción de haberlas disfrutado es la prioridad principal.

Conti Tester

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *